Capital humano, economía, gestión pública, medio ambiente y movilidad, son algunas de las nueve áreas en las que están repartidos los 96 indicadores que considera el estudio IESE Cities In Motion para elegir a las ciudades más inteligentes del mundo. Este año, Santiago logró posicionarse como la N°1 de América Latina y 66 a nivel global, dejando en el segundo puesto a Buenos Aires, urbe que lideraba la región el año pasado.

Si bien la capital de Chile en el 2016 también estuvo en el top de la lista en Latinoamérica, la falta de gobernanza o un alcalde mayor pesó para perder el podio, según los expertos. No obstante, el reciente listado elaborado por el departamento de Globalización y Estrategia de IESE Business School de la U. de Navarra, consideró que hoy existe una mejor planificación urbana, un mayor desarrollo y por sobre todo una estabilidad económica que genera un ambiente de confianza.

“En lo que estamos más afectados es en la adopción tecnológica, pero eso también se debe a que el avance en esa materia es muy rápido y no alcanzamos a generar los cambios con toda la velocidad que uno quisiera”, señala Pedro Vidal, Coordinador del Plan Territorio Inteligente de Corfo.

Otro punto favorable para Santiago que destaca dentro del este ranking, es su posicionamiento a nivel mundial: mientras que el 2018 la ciudad se encontraba en la casilla 86, hoy lo hace en el puesto 66.

“Estamos contentos por estar en un mejor pie que el año pasado. Eso quiere decir que vamos avanzando y el ecosistema está cada vez más cohesionado. No es fácil a veces trabajar colaborativamente, pero de a poco nos vamos contagiando para generar una ciudad en la que el ciudadano sea el verdadero protagonista, se apropie de la ciudad y también coopere con la solución de los problemas”, agrega Álvaro Undurraga, Director de Corfo Metropolitano.

Cómo está el barrio

Como ya señalábamos, en la región Buenos Aires está número 2, pero 77 a nivel global. Le siguen Montevideo (92), San José (112), Ciudad de Panamá (114), Bogotá (117), Rosario (125) y luego 3 ciudades de Brasil: Río de Janeiro, Brasilia y Sao Paulo (128, 130 y 132, respectivamente)

El estudio catastró a 26 ciudades latinoamericanas, un 11% de todas las urbes evaluadas, sin embargo, la mayoría de ellas se encuentran fuera de las 100 primeras.

Este comportamiento, según investigadores de IESE, se debe, entre otras razones, a que estos territorios tienen una de las mayores concentraciones urbanas del planeta, generando que sus problemas sean cada vez más globales.

Las mejores y peores

Londres es la ciudad que encabeza el listado desde hace dos años, seguida de Nueva York, que no varió su posición. El cambio observado se registró en la ciudad que ocupó el tercer lugar: Amsterdam, ya que subió tres casillas y dejó a París y Reykiavik en la cuarta y quinta posición, respectivamente. Por el contrario, Caracas, Lahore y Carachi (Pakistán), fueron los territorios que se ubicaron al final de la lista.

Para acceder al estudio completo de este año puedes descargarlo desde aquí o bien ir al sitio oficial y ver el mapa interactivo.