La suspensión de la COP25 en nuestro país fue una “tragedia” para Arturo Aguirre, alcalde de Cerrillos, la comuna que acogería el megaevento en el Parque Bicentenario. Sin embargo, el jefe comunal está a favor de las demandas sociales y considera que el país no estaba preparado para recibir esta cumbre “en este clima de ingobernabilidad”, según dice.

A pesar de que la suspensión de la cumbre supuso una “derrota” para la comuna, el alcalde Aguirre decidió continuar con las actividades que estaban programadas en el marco de la COP25. Entre las más importantes figura la inauguración de la Universidad Socioambiental de Cerrillos, cuyos cursos fueron inaugurados el pasado martes 5 de noviembre. Además, la idea del alcalde es aprovechar la infraestructura modular que se estaba instalando en el Parque Bicentenario con miras a la cumbre, y usarla para recibir la Cumbre Social por la Acción Climática, también conocida como la “COP alternativa” o la “COP de los pueblos”.

Así como Cerrillos, otras organizaciones y municipalidades comprometidas en la lucha contra el cambio climático decidieron mantener sus actividades, con algunos ajustes.

El alcalde Arturo Aguirre dice que lamenta la caída de la cumbre porque “nos daba una formidable oportunidad para que la comunidad cerrillana -trabajadores, dueñas de casa, estudiantes- hablaran de medio ambiente”. El jefe comunal reconoce que generaron un sinfín de reuniones con centros de madres, juntas de vecinos, iglesias, Fuerza Aérea y Carabineros para recibir de la mejor forma a las delegaciones de 196 países que visitarían el territorio. Ante la suspensión de la cumbre, sin embargo, plantea que “nosotros decidimos seguir con nuestras actividades, allá ellos”.

En esa línea, Aguirre abrió el martes pasado la Universidad Socioambiental de Cerrillos, cuya inauguración estaba programada para octubre, pero a raíz de la crisis hubo que postergarla. La inédita iniciativa se realiza en las instalaciones del Centro Cultural Tío Lalo Parra. “Empezamos con cuatro cursos y 200 participantes. En total tenemos 800 inscritos. Tuvimos todas las salas repletas y hubo mucho entusiasmo por el alto nivel de los profesores. Mantuvimos el convenio con la Usach, que nos proporciona charlistas que van a las organizaciones”, explica Aguirre.

“La COP25 nos daba una formidable oportunidad para que la comunidad cerrillana -trabajadores, dueñas de casa, estudiantes- hablaran de medio ambiente”.

Arturo Aguirre, alcalde de Cerrillos.

La agenda en dicha comuna seguirá inalterable, a pesar de la ausencia de la COP. Una de las actividades comprometidas era la llamada “Cumbre Local Cerrillana”, que se desarrollará el 29 y 30 de noviembre en el mismo centro cultural que recuerda al hermano de Violeta Parra. Dicha instancia, cita el alcalde, congregará a “dirigentes sociales, agrupaciones, ciudadanos de la comuna, y la idea es formar cuadros de dirigentes y monitores cerrillanos que tengan la lucha ambiental en el corazón”.

Pero el otro encuentro que estaba previsto implica una masividad mayor. Se trata de la Cumbre Social por la Acción Climática, la “COP alternativa”, pensada originalmente para las mismas fechas en que se desarrollaría la COP25, es decir, entre el 2 y el 13 de diciembre.

Dicha fecha se mantendrá tal cual, pero con menos organizaciones extranjeras dentro del programa. “Es probable que 30 grupos que venían desde el exterior, no lleguen a Cerrillos. Creemos que estarán 110 grupos, la mayoría chilenos”, asegura la autoridad comunal.

De cualquier manera, el objetivo del alcalde es convencer al Gobierno de ocupar el Parque Bicentenario para acoger las actividades de la “COP de los pueblos”. “Al Gobierno le haría bien aceptar nuestra propuesta. Sería un lugar precioso para acoger a tantas comunidades, aparte del Centro Cultural Tío Lalo Parra y el Gimnasio Municipal”, apunta Arturo Aguirre, quien dice que no hay que acometer un esfuerzo extra si toca la hora de desarmar la estructura de módulos instalada.

Fridays For Future: unir discurso social y ambiental

Así como la Municipalidad de Cerrillos optó por no alterar su cronograma de actividades, organizaciones como Fridays For Future (FFF) Santiago, nacida al alero del movimiento fundado por la activista sueca Greta Thunberg, seguirá la misma línea. Los jóvenes chilenos del movimiento tendrán un papel principal en la llamada COP alternativa, en la que reforzarán la idea de que “la crisis social de Chile va de la mano con la crisis medioambiental”, dice Ángela Valenzuela, vocera de FFF Santiago.

“Llegamos a la convicción de que aunque la COP no se haga en Chile, y además considerando la crisis social que vive Chile, es aún más relevante mantener nuestras actividades. Mantenemos las mismas movilizaciones que teníamos pensadas desde un inicio. Nuestro rol como FFF será crear un puente claro entre el discurso social y la crisis climática y ecológica, porque no son aisladas”, agrega Valenzuela.

En la COP de los pueblos, dice Ángela Valenzuela, habrá “otra manera de pensar el país”. Además de ese encuentro, Fridays For Future Santiago mantendrá en pie su agenda: la acción más próxima será el 29 de noviembre, cuando se sumen a las marchas a nivel global por la crisis climática, en la que harán una intervención relativa a las denominadas zonas de sacrificio de Chile. Adicionalmente, el 1 de diciembre participarán en una marcha conjunta entre la Región de Valparaíso y la Región Metropolitana.

El 6 de diciembre, sin embargo, habrá un pequeño ajuste. Ese día los miembros de FFF Santiago pensaban involucrar a Greta Thunberg en sus actividades, que se harían en pleno desarrollo de la COP. Sin embargo, el cambio de sede a Madrid obligó a recanalizar la acción: por eso, se vincularon con FFF España, desde donde se involucrarán muchos chilenos residentes en la capital española para instar al Gobierno chileno -que mantendrá la presidencia de la COP- a cumplir sus compromisos ambientales. Por ejemplo, la carbono neutralidad al año 2050.

Lo importante para Ángela Valenzuela, quien integrará una pequeña delegación de Fridays For Future Chile que viajará a España, es que además del discurso ambiental, “también se le sume el discurso del respeto a los derechos humanos”. Y agrega: “Sin democracia sana y que defienda la dignidad de las personas y la naturaleza, no podemos pensar en un futuro”.

La misma Cumbre Social por la Acción Climática (COP alternativa) se convirtió en el nuevo evento que concentrará la atención de Human Hotel, la plataforma de alojamiento compartido que sustancialmente estaba enfocada en acoger a las delegaciones que vendrían a la COP25. Sin embargo, la cancelación del megaevento obligó a Human Hotel a redirigir sus esfuerzos hacia la cumbre paralela que se hará en las mismas fechas.

Según el country manager de la empresa, Diego Espinoza, Human Hotel apoya las movilizaciones de la sociedad chilena, pero a la vez siente que la pérdida de la sede de la COP cayó como “un balde de agua fría”, ya que “la campaña completa la habíamos apuntado hacia la COP”. No obstante, “entendemos la situación que está viviendo el país y apoyamos todas las demandas”.

A cambio, Human Hotel se abocará a recibir a representantes de entidades de la sociedad civil que, pese a la crisis, decidieron viajar a Chile a participar de la COP paralela. “Hay algunas agrupaciones que tenían los pasajes comprados para esas fechas y decidieron venir sin importar lo que está pasando en el país. Valoramos que varias ONG vengan y sean testigos de lo que está sucediendo en Chile”, agrega Diego Espinoza.

Incluso, Espinoza dice que la organización Amazon Watch, de Estados Unidos, vendrá al país por todos los días en que se desarrollaría la COP25. De cualquier modo, Human Hotel está preparando la devolución del dinero para los alojamientos que estaban agendados, y que finalmente no podrán cumplir su propósito habida cuenta de la suspensión de la megacumbre.

El country manager, además, asegura que Cerrillos se está posicionando aún más como una comuna que recibirá a los huéspedes que arriben al país por la COP alternativa. “Es una comuna vulnerable, por lo que nos parece aún más importante mirar hacia allá para alojar a la gente que venga de afuera”, reitera Espinoza.

La masiva reforestación en Renca sigue en pie, con leves ajustes

La suspensión de la COP25 en Chile no será obstáculo para la masiva reforestación que estaba programada el 6 de diciembre en el Cerro Renca. Los dirigentes sociales de esa comuna le pidieron encarecidamente a la organización del evento proseguir con la idea original, y desde 6D It´s Now!, Acción Climática Global, aceptaron.

“Es un tema de inequidad verde, faltan áreas verdes en muchas zonas de Santiago”, plantea Enrique Gellona, director ejecutivo de Corporación Cultiva, la organización que promueve la actividad, que comprende una pequeña parte de una gran campaña global que se hará a nivel mundial por la conciencia climática.

“El foco original no estaba puesto en la COP, la COP era un complemento. Lo que buscamos es sensiblizar a los líderes locales y a la comunidad respecto de la acción climática. Convencerlos de que se pueden hacer grandes cosas si se unen todos en colaboración”, apunta Gellona.

El problema al que se han enfrentado desde Cultiva es convocar a los voluntarios que participarán de la reforestación, ya que en su mayoría se encuentran movilizados. Sin embargo, lograron un acuerdo para mitigar la situación. El 6 de diciembre plantarán la mitad de árboles que se habían estipulado, para retomar la campaña en junio o julio de 2020.

“Si bien en un principio queríamos plantar 30 mil árboles, el nuevo escenario de Chile nos obligó a hacer algunos ajustes. El 6 de diciembre plantaremos 15 mil árboles, y los otros 15 mil serán en junio o julio del próximo año. Además, vamos a convocar no a 10 mil voluntarios, sino a 6 mil”, comenta Enrique Gellona. “Queremos que la actividad no comprometa la seguridad de los voluntarios”, cierra.

Fuente: País Circular